Tag Archives: Satisfacción de los empleados

¿De Qué Se Quejan?

Cuando los empleados se quejan, sabemos que hay que atender sus reclamos y atajar los peligrosos “efectos colaterales” del disgusto colectivo: la satisfacción laboral es fundamental para la productividad de cualquier empresa. Además de las evidentes consecuencias sobre el clima y el ambiente de trabajo cotidiano, hemos señalado más de una vez en nuestros posts los problemas causados por la rotación de personal. Pero, ¿es posible adelantarse y prevenir esta situación de desencanto generalizado? ¿Hay un denominador común en las quejas de los trabajadores?

12_quejasLa respuesta es sí. Hay temas recurrentes entre las amarguras de los empleados, sin ninguna duda. Aquí están los reclamos más frecuentes, que aparecen siempre que se interroga a la población de una empresa que presenta un conflicto de satisfacción.

  1. Mayores salarios. Es el motivo más importante de disconformidad. Pero atención: muchas veces, la aparente frustración salarial tiene que ver con una falta de compensación general desde la empresa, que puede complementarse de mil y un modos en el ámbito que nos compete: reconocimientos, beneficios y premios pueden dar vuelta de forma radical la percepción del salario en la gente.
  2. Equidad interna en pagos. La diferencia entre pagos a empleados nuevos y antiguos es un punto de mucha atención en todo equipo de trabajo. La clave es la transparencia en la comunicación de las decisiones corporativas, en la medida de lo posible.
  3. Programas con beneficios. Nos referimos aquí especialmente a beneficios duros como cobertura médica y odontológica, jubilación, vacaciones pagas y licencias. Nuevamente, la comunicación puede marcar la diferencia…
  4. Over-management” y/o sobrecarga de tareas. Cuando demasiadas personas mandan y hay pocas para ejecutar las órdenes, se genera el mismo embotellamiento que en un caos de tránsito… con los mismos potenciales accidentes. El “over-management” puede ser consecuencia de un estilo de gerencia demasiado controlador, de ciertas dificultades para derivar saludablemente. De igual forma, la carga laboral demasiado pesada es una de las principales causas de resentimiento.
  5. Lineamientos para aumentos de sueldos: derivado del punto 1 y el 2, este problema tiene que ver con el criterio de recompensa al esfuerzo. Los colaboradores tienden a reclamar un mayor énfasis en el mérito y siempre están alertas al favoritismo, uno de los más grandes fantasmas entre los empleados.
  6. Un departamento de Recursos Humanos más receptivo a reclamos, preocupaciones o quejas. No nos cansamos de decirlo: la estrategia en comunicación puede zanjar la diferencia entre “el lado del bien” y el “lado del mal”. Una política de puertas abiertas, que refuerce la disponibilidad de supervisores y alta gerencia, es ampliamente agradecida por la población corporativa.
  7. Limpieza y calidad de las instalaciones. Todos necesitamos sentirnos cómodos en nuestro espacio de trabajo. A veces no se trata de enormes inversiones en infraestructura, sino de una pequeña pero continua atención a la realidad cotidiana de la oficina.
  8. Reconocimientos. De una o varias formas, en muchas empresas se descuida esta necesidad fundamental de la gente. Las personas necesitan sentirse reconocidas por sus logros, tanto en su desempeño individual como por los éxitos de su team. La justa recompensa, coherente con el nivel de esfuerzo y resultados obtenidos por cada cual, se transforma directamente en compromiso y efectividad de los empleados.
  9. Oportunidades de desarrollo. Todo empleado que valga la pena conservar tiene interés en seguir creciendo, formarse y refinar sus habilidades. Las oportunidades de aprender, probarse a sí mismos y acceder a potenciales ascensos en base a su desarrollo son cruciales para la “moral de la tropa”.
  10. Transparencia en la información y toma de decisiones. Los colaboradores desean y necesitan estar bien informados, saber qué está pasando en la empresa de la que forman parte y sentirse partícipes de todos los procesos que los involucran. Tan importante como el “cuánto” se informa, es el “cómo” se transmite. Nuevamente: la comunicación es una base esencial de las buenas relaciones corporativas.

Siendo estas las quejas más recurrentes, sin importar la industria o tamaño de la empresa, el siguiente paso es determinar cuáles son las soluciones o acciones preventivas que se están implementando. En un próximo estudio de mercado que estamos desarrollando en Integro buscaremos recopilar las mejores prácticas para enfrentar estas quejas.

Tagged , , , ,
%d bloggers like this: